Índice del artículo

La silla de cuatro ruedas

Juan era una silla y estaba muy triste porque le habían puesto cuatro ruedas y una pegatina en la que se veían las letra SP. Ahora sería un taxi.

DANIEL LÓPEZ ( 1ºB)

La más observada

Desde que vino a mi casa, toda la gente la mira, y no entiendo por qué solo se fijan en ella... La odio, porque la envidio, porque ha llegado a ser el centro de atención de todo el mundo...

Un día me cansé y le dije a mi padre:

-!!!! Apaga ya la televisión!!!!!

JESÚS SÁNCHEZ (1 B)

Al Bistec de ternera

Siempre que iba a la cocina, me manchaba de rojo, y jamás podía terminar de limpiarme. La mancha roja aparecía una y otra vez.

Al final, siempre me hacía la misma pregunta: “¿Por qué siempre que trabajo con tomate, me mancho de rojo?

ALEJANDRO GÓMEZ(1º B)

El bolígrafo

Es una cosa que no par de moverse.

De aquí para allá todo al rato, menos cuando suena el timbre para subir a clase, luego vuelve a la carga.

Le tendrá que haber mucho el cuello, ¡Porque siempre se lo andan apretando!

JAVIER PANIAGUA. (1º B)

¿Llover o llorar?

Juan lloraba todos los días. Pero cuando paraba de llorar seguían cayendo gotas. Un día miró hacial el cielo y se dio cuenta de que las gotas que salín de sus ojos eran gotas de lluvia.

Sorprendente, pero cierto

Era un poco sospechoso, ya que llevaba oyendo un ruido que sólo él era capaz de escuchar...
Sabía que estaba allí y se encontraba preparado para enfrentarse a ello. Escuchaba a las ranas moverse, y los sonidos de las hojas en el suelo.
Se sorprendieron a la vez: cazador y animal.